Compartir:

Playas más seguras gracias a la videometría

KOSTASystem integra herramientas de videometría aplicadas a la gestión inteligente de las playas y a la seguridad de sus usos, entre las que se incluye una app para dispositivos móviles que facilita a los servicios de salvamento el acceso, en tiempo real, a las imágenes recogidas por las estaciones instaladas en las playas, para conocer en todo momento la situación actual de la playa y el estado del mar

Esta moderna tecnología permite establecer, con gran fiabilidad, patrones sobre el comportamiento de las corrientes y el oleaje, lo que garantiza un baño más seguro a toda la ciudadanía. Además, el sistema tiene la opción de geo-referenciar los rescates, generando una base de datos con la información de las ubicaciones de los incidentes ocurridos con mucha exactitud

El programa dota, también a los responsables de la gestión costera, la posibilidad de realizar las tareas de seguimiento y mantenimiento del litoral de un modo inteligente y relativamente sencillo, con un coste asumible. Permitiendo calcular la densidad de usuarios en las playas, identificar las zonas de erosión, detectar las variaciones de superficie y volumen, y realizar un seguimiento del impacto ambiental y de la regeneración de las playas

thSon muchos los arenales que ya cuentan con este sistema de videometría ideado por AZTI e iniciado en 2009, entre ellos, nueve playas del País Vasco (financiadas por las diputaciones de Bizkaia y Gipuzkoa) y una en el sur de Francia (en el marco del proyecto europeo Marea). Además, antes de la temporada de verano de 2019 está previsto que KOSTASystem se instale también en otros cuatro arenales más en el País Vasco. Su funcionamiento consiste, básicamente, en la obtención de imágenes fijas mediante cámaras de vídeo, tomadas a intervalos regulares durante un período de tiempo. La técnica permite que el conjunto de imágenes captadas en ese tiempo, se integre en una única fotografía y se georreferencie la información obtenida.

Para realizar una correcta gestión de nuestras playas, cada vez se hace más necesario un conocimiento profundo, así como una vigilancia y seguimiento, de la dinámica litoral que condiciona la morfología de los arenales. Esta relación es la que domina, desde los eventos de inundación de los paseos marítimos, a la configuración de las playas (incluidas las dunas), pasando por las condiciones de seguridad de todos los usos lúdicos que se dan en las mismas.

La situación de las playas en las que, se combina un uso intensivo y, en muchos casos, un alto grado de urbanización, con un alto grado de exposición al mar, supone además un frágil equilibrio.

Una gestión integrada, concertada y sostenible del patrimonio natural requiere mejorar los conocimientos sobre los procesos complejos que lo rigen, considerando la interacción entre la actividad antropogénica y las condiciones del medio.

KOSTASystem, tecnología innovadora

Las imágenes de KOSTASystem están enfocadas al desarrollo de herramientas específicas de gestión de playas, en particular:  una aplicación de seguimiento de la densidad de ocupación y otra de ayuda a la detección de corrientes peligrosas. Además, este sistema de videometría proporciona información base para el seguimiento y la comprensión de la dinámica de los arenales.

Este sistema con cámaras captura imágenes desde un punto de vista fijo a intervalos conocidos. Los productos derivados del tratamiento de las imágenes obtenidas, así como la referenciación de esta información mediante técnicas fotogramétricas, ofrecen información directa para la comprensión y seguimiento de los distintos procesos costeros.

Las técnicas de medida clásicas para estudiar el comportamiento de estos sistemas costeros son limitadas y muy costosas. Sin embargo, hoy en día las técnicas de medida mediante imágenes de vídeo permiten describir procesos físicos sobre un amplio rango de escalas espaciales y temporales, algo impensable hasta hace muy poco tiempo, a un coste muy asumible.

KOSTASystem incluye herramientas de videometría, desarrolladas por AZTI, que aportan información de gran interés sobre la erosión de la línea de costa, las barras de arena, las corrientes, la turbidez de las aguas y la densidad de usuarios de las playas monitorizadas. Lo que permite gestionar tres líneas de actuación: la seguridad para el baño, los servicios playeros (accesos, duchas, papeleras…) y el seguimiento morfológico de las playas.

Baños más seguros

Mediante las técnicas de procesado de las imágenes recogidas por las cámaras, se puede facilitar la identificación de las corrientes de retorno (resacas), como resultado de hacer una media en el tiempo de imágenes instantáneas tomadas cada segundo durante un periodo de 20 minutos.

Los socorristas pueden generar, mediante una aplicación para dispositivos móviles, imágenes oblicuas promediadas que les apoyen en la identificación de corrientes. Por lo tanto, esta tecnología permite establecer, con gran fiabilidad, patrones sobre el comportamiento de las corrientes y el oleaje, lo que garantiza un baño más seguro a todos los/las usuarios/as de las playas.

Los socorristas también pueden registrar e integrar en la aplicación todas las incidencias que se produzcan en el arenal, lo que hará posible un mejor análisis del trabajo desarrollado y, por ende, facilitará la propuesta de mejoras en su actividad de salvamento.

Además, esta tecnología permite predecir con dos o tres días de antelación cual va a ser el estado del mar en la playa, lo que permite controlar y gestionar el uso de las playas de una forma mucho más segura.

Seguimiento de la densidad playera

El sistema además permite proporcionar información sobre la densidad de ocupación de las playas, para poder prestar de este modo mejores servicios en ellas. A través de ella se pueden conocer mejor las causas por las que la gente elige una determinada zona de la playa y concentrar en esa zona los servicios.

Gestión del litoral y seguimiento morfológico

La configuración de las playas es modificada por el oleaje de forma continua, manteniéndose su forma en lo que se puede considerar como posiciones de equilibrio dinámico. Así, de forma general existen variaciones en distintas escalas de tiempo (desde minutos hasta décadas) y el análisis de su morfología también debe adaptarse a dicha escala temporal.

La zona litoral tiene un alto valor ecológico y económico. Sin embargo, existe una presión natural y antropogénica muy alta sobre dichas zonas. Con lo cual es necesario realizar una monitorización de alta resolución, para entender los procesos y su relación con los usos, para paliar los problemas actuales y para anticiparnos a los problemas futuros.

Además de las aplicaciones para la gestión diaria de las playas, KOSTASystem tiene otras aplicaciones para la gestión a largo plazo de los arenales, como puede ser la de su evolución en respuesta al incremento del nivel del mar debido al cambio climático. Las imágenes promediadas temporalmente permiten caracterizar y cuantificar procesos costeros de alta variabilidad.