Compartir:

Entrevista: Dr. Ignacio Gallo, Cirujano Cardíaco y Jefe del Servicio de Cirugía Cardiovascular de Policlínica Gipuzkoa

Se cumplen 30 años de la creación de los servicios de cirugía cardiovascular y hemodinámica de la Policlínica Gipuzkoa por los doctores José Luís Martínez de Ubago e Ignacio Gallo.

Coincidiendo con este aniversario, hablamos con el Dr. Ignacio Gallo sobre la actividad en estas tres décadas.

Entrevista31.- Dr. Gallo, han pasado ya treinta años desde que pusieron en marcha el servicio de cirugía cardiovascular y hemodinámica en la Policlínica. ¿Qué han supuesto estos 30 años de actividad?

Hoy operamos a pacientes con una media de edad muy alta, pacientes con más de 80 años y pluripatologías. Esto hace treinta años era impensable. En nuestros comienzos, la cirugía cardíaca a corazón abierto implicaba varios días de ingreso en la UCI y varias semanas de hospitalización. Quizás el modelo de trabajo en equipo que emprendimos Ubago, como Jefe del Servicio de Hemodinámica, y yo en cirugía cardíaca, y en Policlínica Gipuzkoa, en 1987, nos permitió evolucionar más rápido porque innovar era para nosotros muy fácil. La toma de decisiones dependía prácticamente sólo de nosotros y eso era una maravilla y muy difícil de encontrar. Éramos un equipo que en total integraba a más de 30 excelentes profesionales, con absoluta libertad en la aplicación de nuevas técnicas y prótesis, porque nos apoyábamos entre ambas especialidades, lo que nos permitía favorecer a los pacientes con técnicas mínimamente invasivas de hemodinámica, sabiendo que los cirujanos cardíacos estábamos preparados por si surgía cualquier incidencia. Además, nuestro espíritu investigador nos animaba a introducir novedades constantemente y publicarlas en las principales revistas internacionales, compartiendo siempre nuestros resultados. Todavía hoy somos el único servicio de cirugía cardiovascular que publica sus resultados de morbi-mortalidad. Los pueden consultar en nuestra web cirugía-cardiovascular.es

2.- La mejora en todo este tiempo es más que evidente. Usted siempre hace referencia al trabajo en equipo…

En medicina y si quieres obtener los mejores resultados para el paciente, tienes que tener vocación de compartir conocimiento y estar dispuesto a renovarte constantemente, porque como toda ciencia está en constante evolución. Y en el mundo del corazón, cardiólogos, hemodinamistas y cirujanos cardiovasculares tenemos que tener una visión conjunta a favor del paciente, que es lo que de verdad importa. Este ha sido nuestro modelo de funcionamiento en Policlínica Gipuzkoa con excelentes resultados. Somos el único servicio de cirugía cardíaca en Gipuzkoa, concertados por Osakidetza desde 1988, y con un gran volumen de actividad, con más de 500 cirugías cardiacas al año por cirujano y excelentes resultados. La farmacología y las técnicas diagnósticas han avanzado en estos treinta años de forma determinante. Pero la velocidad de evolución en el futuro es exponencialmente más rápida, por tanto asistiremos a avances maravillosos en el desarrollo de técnicas hemodinámicas mínimamente invasivas, con lo que esto supone de ventaja para el paciente al no tener que abrirle todo el tórax. La cirugía, si bien es un procedimiento más agresivo para el paciente inicialmente, resulta más efectiva en determinados casos. Recientemente se publicaba que España es el país del “stent”, implantando 13 “stents” por cada “by pass” de cirugía cardíaca, muy por encima de las proporciones del resto del mundo.

3.- La Policlínica Gipuzkoa siempre ha sido un referente en innovación, formación de sus profesionales, medios, etc., pero ¿debemos la sociedad darle más importancia y cuidar más al “motor” de nuestro cuerpo, el corazón”?

Por supuesto, somos lo que comemos y lo que hacemos. Es verdad que hay factores congénitos, genéticos, que nunca vamos a poder controlar. Pero actuemos sobre lo que sí podemos mejorar: alimentación, ejercicio, mejor andar rápido que correr, y todo el mundo sabe que fumar es malo, que las drogas son malas y que una copa de vino, sobre todo si es bueno, no hace daño a nadie. Y lo más importante de todo, disciplina y constancia, dos palabras que son la clave en la vida para cada uno de nosotros. Si nos aplicamos en esto, tenemos mucho ganado para que nuestro corazón funcione a buen rendimiento. Y siempre nos tendrán a su disposición para las revisiones periódicas.

4.- Hablando de innovación, Policlínica Gipuzkoa es uno de los emblemas ubicados en el Parque Científico y Tecnológico de Gipuzkoa, lugar por excelencia de la innovación en el territorio…

Policlínica Gipuzkoa abrió sus puertas en 1975 gracias a la visión de un grupo de industriales guipuzcoanos y algunos eminentes médicos especialistas locales y desde entonces impulsó la incorporación en Gipuzkoa de los más avanzados adelantos en medios diagnósticos y quirúrgicos. La primera resonancia magnética de España se implantó en Policlínica Gipuzkoa y el primer robot quirúrgico Da Vinci de Gipuzkoa se recibió en Policlínica Gipuzkoa. Esperamos en el futuro seguir estando a la altura de nuestros médicos, siempre muy exigentes, y sobre todo, de nuestra población que es a la que nos debemos.